El último cartucho – argumento, contra una liquidación dictada en un procedimiento de inspección tributaria. Artículo 170 Real Decreto 1065/2007 (Duración Planes de inspección)

En muchas ocasiones he recibido la vista de un cliente, o de algún profesional, solicitándome asesoramiento – opinión – idea,  para plantear un recurso económico o contencioso administrativo, en una situación, referida a la liquidación dictada en un procedimiento de inspección, en la cual no encuentran una argumentación sólida para  “atacarla” frente a los tribunales.

La búsqueda de defectos formales o procedimentales, suele ser en muchas ocasiones la única vía existente en situaciones en las cuales existen grandes dificultades para encontrar la “llave”  con la cual abrir la cerradura.

En estas líneas voy a hablar de un “posible” argumento muy poco aplicado por la mayoría de profesionales que conozco, que podría ser utilizado fuera del procedimiento de inspección, esto es, ante lo tribunales, si se den los requisitos señalados en el precepto.

El artículo 170.4 del Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, por el que se aprueba el Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de aplicación de los tributos, dice “ El plan o los planes parciales de inspección recogerán los programas de actuación, ámbitos prioritarios y directrices que sirvan para seleccionar a los obligados tributarios sobre los que deban iniciarse actuaciones inspectoras en el año de que se trate.”

Lo que dice ese precepto, según mi interpretación, y la de otros tribunales como por ejemplo la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional en Sentencia 3253/2016 de fecha 14 de julio de 2016. rec. 120/2014, ROJ: SAN 3253:2016, ECLI: ES:AN:2016:3253, es que la autorización para poder inspeccionar a un contribuyente (recogida en el plan) finaliza el 31 de diciembre del mismo año en el cuál se ha girado ese documento, es decir, que si ese documento (que obrará en el expediente administrativo) es de fecha 01 de Julio de 2017, la inspección a ese contribuyente debe iniciarse antes del 31 de diciembre de 2017, y si lo hace en 2018, pues podría declararse por un tribunal la improcedencia de esa liquidación por infracción de ese precepto.

La idea está ahí, sólo queda que el tribunal de instancia lo vea así también, pero ya sabemos cómo son los tribunales….